Menu
IDIOMA

El consumo después del coronavirus

El consumo después del coronavirus

06/Abr/2020

Desde hace semanas el mundo se encuentra en una situación extremadamente grave que ha confinado a todo el planeta en sus casas y ha paralizado la economía mundial. El impacto del coronavirus Covid-19 no tiene precedentes. Los extensos períodos que está conllevando la escalada del virus en todo el planeta provoca que las personas tengan que pasar confinadas en sus hogares todo el tiempo, lo que está obligando a repensar su comportamiento y nuevos hábitos de consumo.

Las compañías y marcas se esfuerzan por satisfacer contingencias y necesidades en este momento; además, ya piensan en las nuevas demandas post-confinamiento como el siguiente reto: cuál será el comportamiento de los clientes, y en qué productos y canales se desarrollará dicha demanda. Siguiendo el curso de la pandemia desde sus inicios en Asia, se están elaborando estudios que ya van dando algunas pistas al respecto:

  1. Se observa una fuerte tendencia al consumo seguro en el hogar, como consecuencia de una mayor consciencia de la propia salud y de la conveniencia de lo que se consume, sobre todo en alimentación, donde hay un importante repunte del hábito de la cocina casera.
  2. Los consumidores acusan su necesidad de permanecer seguros y, por tanto, ajustan sus preferencias hacia productos y servicios destinados a la protección de la salud; es relevante que, tanto en China como en Europa, las preferencias se decantan por los productos de higiene y limpieza no sólo efectivos, sino además naturales y respetuosos con el medio ambiente. La reflexión que está siendo necesaria sobre cómo interactuamos con los espacios y el impacto de esta interacción sobre el bienestar físico y mental de las personas está adquiriendo transcendencia muy rápidamente.
  3. Se destaca una mentalidad más hogareña, donde la salud y la tecnología son protagonistas. El crecimiento del ecommerce, en especial para productos de primera necesidad, y la situación de parada de visitas y reuniones comerciales influirán en el desarrollo de marca digital; el teletrabajo, la conciliación de vida laboral y familiar serán temas de primer nivel.
  4. La confianza y puesta en valor de las marcas y productos locales se acentúa como tendencia, y va acompañada de un rápido crecimiento ya bien apreciable en todo el mundo. Posiblemente las credenciales locales serán más buscadas; será necesario considerar embalajes protectores adicionales para productos locales, siempre equilibrados con la creciente preocupación de los consumidores por el impacto ambiental y la sostenibilidad.
  5. La exigencia a la ciudadanía de responsabilidad y ejemplaridad para superar esta situación volverá las tornas: la ciudadanía exigirá responsabilidad y ejemplaridad de vuelta, más que nunca, no sólo a las instituciones, sino también a las marcas. Los consumidores están poniendo mucho interés en la responsabilidad corporativa de las empresas y marcas en la situación actual y en los problemas globales.
  6. Los consumidores han comprendido que el bienestar del medio ambiente es el de la especie humana y viceversa: aumentan la preocupación por los procesos de producción y por la inocuidad de los productos, en especial de los alimentos, y la inquietud por la calidad del aire y el ambiente.
  7. La atención en la interacción con los embalajes que conllevan las medidas de higiene recomendadas para la crisis sanitaria, obliga a una reflexión más profunda sobre la seguridad y la reciclabilidad del packaging y sus sistemas de cierre y sellado.

Sin duda, de la duración que adquiera esta crisis sanitaria dependerán la evolución de los procesos y las formas de consumo. Los consumidores saldrán de casa esperando y exigiendo más. La salud es la nueva riqueza, y esto no comprende sólo al producto, sino a sus procesos de fabricación -incidencia en la calidad del aire y el ambiente- y la llegada a la recepción del comprador -cadena de suministro-, que deberán ser cada vez más sostenibles. Aquí se redefinirá el valor de la confianza. Conviene la cautela cuando se habla del futuro, más en estos tiempos. En cualquier caso, todos los estudios coinciden en que los cambios serán profundos y duraderos.

Seguridad del papel engomado

La OMS ha recordado en estos días que la naturaleza porosa del papel asegura su salubridad frente a virus, y que la tinta y el proceso de impresión confieren mayor esterilidad al papel. 

El uso del precinto de papel engomado para cerrar cajas de cartón de los envíos, contribuye a todos estos estándares: por sus cualidades, asegura la higiene, la fiabilidad y la sostenibilidad de los envíos, además de destacar el compromiso de las marcas.

 

 

 

Fuentes:

https://www.nielsen.com/wp-content/uploads/sites/3/2020/03/Impact-of-COVID-19-on-Consumer-Behavior-Global.pdf

https://www.expansion.com/directivos/2020/03/25/5e7b97abe5fdeabe568b45af.html

https://skift.com/2020/03/17/after-the-virus-10-consumer-trends-for-a-post-coronavirus-world/

http://elmercantil.com/2020/04/16/la-logistica-analiza-escenarios-para-responder-a-la-nueva-demanda-postconfinamiento/

Compártelo:   Facebook   Google+   Twitter

Anterior   Volver   Siguiente

Ibergum, líderes en fabricación de cinta de papel engomado

Powered by Atracción Web

 

 

Cerrar

 

 

Aceptar      Cancelar