Menu
IDIOMA

Inicios del papel engomado y un recorrido visual

Inicios del papel engomado y un recorrido visual

13/Ene/2021

Papel y adhesivo natural

Papel y adhesivo natural -a base de almidón de patata-: la trayectoria histórica de los dos componentes del papel engomado actual es bastante conocida dentro de la historia humana. No es difícil seguir su pista hasta hoy.

Por una parte, el origen del papel se remonta a China en el siglo II a.C., y su primer uso fue ya el de envolver objetos preciosos, aunque casi inmediatamente fue utilizado también para escribir sobre él. A lo largo de los siglos fue difundiéndose por Asia Central, Asia Menor y norte de África, hasta llegar a Europa por el sur y la costa oriental de la Península Ibérica, en los siglos XI y XII con la fundación de talleres en Córdoba y Xátiva. Continúa su expansión hacia Francia y Alemania y, a través de las rutas comerciales, a Inglaterra, a finales del siglo XV, y en el XVI a América y el resto del mundo.

Con respecto a los primeros adhesivos, se sabe que los neandertales ya utilizaban savias, resinas y gomas de diferentes árboles hace más de 50.000 años. En pinturas rupestres como Altamira o Lascaux los humanos ya mezclaron los pigmentos con colas y pegamentos naturales y éste es, precisamente, el motivo de que hayan llegado hasta nuestros días. Se han encontrado ollas de más de 4.000 años reparadas con estas sustancias. Antes del 3.000 a.C., los egipcios empleaban diversas clases de pegamentos para incrustaciones, suelos y muros. Existen recetas con más de 2.000 años para la preparación de cola de pescado o colapez; griegos y romanos utilizaron claras de huevo, sangre, huesos, piel o alquitranes y ceras de abejas como adhesivos. Pero hasta la Revolución Industrial, en concreto en Gran Bretaña, 1750, no aparece la primera patente de un pegamento y, por entonces, se abre, en Holanda, la primera fábrica dedicada en exclusiva a la producción de adhesivos.

En este punto no resulta fácil saber a quién -o quiénes- cuándo y por qué se le ocurrió unir papel y goma natural con los múltiples usos que hoy conocemos. 

Edison y el papel engomado

Sabemos que ya en 1845, el dr. Horace Day, con fines sanitarios, utilizó tiras de tela impregnadas con adhesivo que, mejoradas con los años, dieron lugar a nuestra actual tirita. Sin embargo, no hay datos concretos sobre los orígenes como invento del papel engomado. La leyenda en el sector, dice que fue el mismísimo Thomas Alva Edison el primero en engomar una tira de papel para sellar. Rebuscando entre sus 2.332 patentes en todo el mundo, encontramos el papel químico para uso telegráfico y el papel parafinado para caramelos. Edison emprendió el análisis de más de 17.000 especies vegetales en busca de posibilidades para la producción de goma sintética. Pero si, en efecto, fue el ‘mago de Menlo Park’ el ‘padre’ del papel engomado actual, es algo que no puede demostrarse, pues la patente no quedó registrada.

Mirando un poco más, hallamos que los hermanos Lumière utilizaron tiras de cinta de papel engomado para sellar su placa autocroma para la fotografía en color. Así figura en su patente, de 1903, que siguió en el tiempo a la del kinetoscopio de Edison, de 1897. Esto nos hace suponer que el papel engomado ya existía, quizá con los usos actuales.

Misteriosamente, y siguiendo otra pista, encontramos una noticia en la página 29 el New York Times del 17 de enero de 1957 con el titular: J. Donald M'Laurin dies; Invented Gummed Paper Tape for Sealing Packages. Y en la Lista de registro de patentes de la Gaceta oficial de la Oficina de Patentes de los Estados Unidos, Volumen 592, la compañía McLaurin-Jones Co. había renovado la patente de la cinta de papel engomado el 7 de diciembre de 1946…

Un recorrido visual por la historia del papel engomado

Tras estos datos encontrados, son muchas las incógnitas con respecto a los inicios del papel engomado. Lo que sí podemos es recordar que durante las guerras mundiales el papel engomado sirvió para proteger a las personas de los vidrios de las ventanas que volaban rotos durante los bombardeos. El papel engomado se repartía en rollos por las casas y se disponía formando patrones para reforzar el interior de las ventanas. 

                               

Los escaparates parisinos competían por el uso más artístico de la cinta de papel engomado, que denominaban 'cinta antibombardeo'

    

Un pequeño recorrido visual antes de la edad de los plásticos, para conocer cómo era el papel engomado durante el siglo pasado, y cómo siempre ha sido utilizado para hacer marca... Un papel engomado ‘vintage’, que nos transporta a otros tiempos.

              

Algunos aplicadores de papel engomado  antiguos

               

Y dispensadores patentados por Engomadora La Madrileña, e IBERGUM en los primeros años de las décadas de 1970 y 1980.

           

Desde el pasado, el papel engomado conserva su plena y completa eficacia hasta hoy, y es también el futuro: en el sector solemos decir que el papel engomado es eterno.

 

 

 Fuentes:

 

Compártelo:   Facebook   Google+   Twitter

Anterior   Volver   Siguiente

Ibergum, líderes en fabricación de cinta de papel engomado

Powered by Atracción Web

 

 

Cerrar

 

 

Aceptar      Cancelar